Store Wordpress Theme

Madres, trabajadoras, profesionales, ¿conciliación?

http://garciayplazaabogados.com/?p=214

La conciliación de la vida familiar y laboral es una objetivo que toda sociedad avanzada  ha de tener como prioritario por razones obvias. Sin embargo, no es un tema tan pacífico como parece. Es imprescindible una regulación legal que proteja a las madres, pero una legislación excesivamente tuitiva puede tener el efecto de disuadir a los empleadores a la hora de contratar personas que luego puedan acogerse a la medidas de protección.

Por ello, no están exentas de polémica las medidas legales encaminadas a proteger algo tan importante como la maternidad.

En nuestro Derecho Laboral esta era una cuestión sencillamente ignorada, y el Estatuto de los Trabajadores no empezó a recoger tímidas medidas de protección hasta bien entrados los años 90, siendo la primera medida la reforma del artículo 55 del Estatuto de los Trabajadores, que estableció la presunción de nulidad de los despidos de las personas cuyo contrato de trabajo fuese resuelto unilateralmente por la empresa durante su embarazo o el disfrute de los derechos laborales inherentes a la maternidad.

Sin embargo, siendo ello un paso de enorme trascendencia, lo verdaderamente importante ha sido el tratamiento de este tema por parte de la jurisprudencia, que ha ido interpretando la normativa de un modo claramente tuitivo en favor de las madres trabajadoras, sancionando con la nulidad la practica totalidad de los despidos sufridos por las trabajadoras en tal situación, y obligando a las empresas a la inmediata readmisión.

No obstante, el verdadero avance social se ha producido con la Ley 39/1999, de 5 de noviembre, la que introdujo una regulación pormenorizada, directa y universal  de los derechos asociados a la maternidad, que aun estando muy lejos de los estándares norte-europeos en la materia, constituyó un hito legal en España.

No pretendemos aquí hacer una lista exhaustiva de los derechos que protegen la maternidad en el ámbito del Derecho del Trabajo, pero sí invitamos a empleadores y empleados a conocer sus derechos y obligaciones, pues solo así podremos ejercerlos con responsabilidad. La legislación básica sobre la materia se encuentra en el Estatuto de los Trabajadores, norma que invitamos a todo el mundo a conocer .

A continuación reseñamos una de las últimas sentencias dictadas por nuestros Tribunales Superiores de Justicia en esta materia, y que concluyó que los despidos, salvo que se declaren procedentes, serán declarados nulos:

TSJ Madrid (Sala de lo Social, Sección 1ª), sentencia núm. 446/2012 de 18 mayo.

DESPIDO NULO: salvo que sea procedente, el despido de trabajadora embarazada constituye una discriminación por razón de sexo con independencia del conocimiento por el empresario.

Desde aquí abogamos por una legislación encaminada a facilitar a la contratación de mujeres mediante bonificaciones sociales e incentivos fiscales que hagan atractiva a los empleadores, públicos y especialmente privados,  más que por el sistema actual de castigo al empresario incumplidor. El castigo a veces puede ser necesario, pero que siempre es insuficiente cuando no contraproducente si no va acompañado de medidas en sentido positivo que motiven a los futuros empleadores a contratar sin tener en cuenta sexo, edad o situaciones familiares de los trabajadores. La Sociedad entera ha de compartir los beneficios y las cargas de la maternidad. Es ésta un bien demasiado importante como para dejarlo sólo  a cargo de unos (los empresarios) pues el riesgo radica en que inevitablemente los problemas de éstos se trasladarán inmediatamente a los beneficiarios de los derechos, y éstos pueden verse vacíos de contenido material, quedando en simples declaraciones de intenciones.

En nuestro despacho gestionamos tales cuestiones desde todos los puntos de vista, como empresarios y como trabajadores, y estamos a la disposición de todos aquellos que requieran nuestra intervención profesional o simplemente  asesoramiento.

 

 

, , ,
Author: José María García Sánchez

One Response to 'Madres, trabajadoras, profesionales, ¿conciliación?'

Leave a Reply